La psicología del arte: la pintura sabe quienes somos

Si nuestra intención es descubrir el medio natural de la psicología del arte tendremos que viajar hacia el pasado, cien años atrás, para conocer la vida y obra de Lev Vigotski, el primer escalón de una revolución del arte en el entorno académico que se consumaría décadas después con el reconocimiento de las artes como medios necesarios para la humanidad en conjunto y no solo para una oligarquía artística.

Fue en 1920, en la Rusia postrevolucionaria.  Por aquel entonces, Vigotski ya había perfilado la que sería su gran obra iniciática de la que habalaremos más adelante. Para este psicólogo vanguardista, el trabajo había sido el medio que había permitido la evolución desde un punto de vista sociohistórico por lo que la cultura y la riqueza del ser humano radicaban en la ocupación entendida como medio para sentirse más plenos. Para él, la máxima expresión de la civilización era la cultura y el arte.

Lev Vygotsky (1896 - 1934)

Lev Vygotsky (1896 – 1934).

 

La máxima expresión de la civilización es la cultura y el arte, para Vigotski.

En sus análisis y ensayos, el axioma primordial es la complementariedad de la técnica con la creatividad. Como reconocería él mismo: “todos podemos tener un Rafael dentro de nosotros pero sin las técnicas ni los progresos relacionados, sin una división del trabajo concreta o una organización de la sociedad puede que nunca llegara a desarrollar su potencial”.

Tierra trémula, Miguel Angel Casco.

Tierra trémula, Miguel Angel Casco.

La psicología del arte de Vigotski

Entre 1915-22 escribió su ensayo más conocido. La tesis doctoral sobre Psicología del arte que sentaría un precedente en el ámbito psicológico. Esta obra fue tan polémica en su tiempo porque, por primera vez ,se apelaba al término “inconsciente” para definir el aspecto esencial del arte. Vigotski era consciente del carácter desconocido e incomprensible que tenían los elementos del arte, en su génesis antipragmática. El arte no era útil ni práctico desde una perspectiva Maslowniana. No era una necesidad vital pero, ¿Era acaso una necesidad básica? ¿Era necesario el arte para vivir bien aunque no sea imprescindible para la supervivencia humana? A diferencia de la mayoría de los postulados del psicoanálisis, esta teoría no equiparaba el arte con los procesos inconscientes oníricos sino que el arte se alzaba como un medio para abrirse paso hacia el subconsciente latente del ser humano en plena vigilia. Para Vigotski, la creación artística era “una sublimación de la energía sexual que derivaba hacia la creación en vez de hacia los instintos directamente sexuales”.

Úsalo cuanto más mejor, Saúl Gil Corona.

Úsalo cuanto más mejor, Saúl Gil Corona.

No estaba tan errado ya que recientemente se ha descubierto que la pintura es una actividad que libera dopamina (es la hormona que proporciona la sensación de recompensa y que está vinculada a la mayoría de las adicciones, incluido el deseo sexual) y endorfinas (un conjunto de hormonas denominadas las hormonas del bienestar y que se liberan con el ejercicio, los masajes, los baños relajantes, las relaciones sociales, el sexo y etcétera). Hoy en día se sabe, además, que cualquier manifestación artística es sinónimo de felicidad y que la sensación que se tiene cuando se concluye una obra de arte es muy similar a la que se experimenta cuando se tienen hijos (liberación de oxitocina, “la hormona de los mimosos” que interviene durante el parto o cuando se experimenta un orgasmo).

Amor azul, Mónica Ozámiz Fortis.

Amor azul, Mónica Ozámiz Fortis.

El ser humano en busca de rituales: la oligarquía en el arte

Para entender la perspectiva de Vigotski desde un prisma más coloquial, solo tenemos que reflexionar acerca de la escasez de pintoras femeninas hasta mediados del siglo XX. Vigtoski hace hincapié en que el arte sin los medios no puede existir y por eso es la mayor consumación de la cultura del individuo. Si extrapolamos esta conclusión a la situación de la mujer artista, no nos costará demasiado ser conscientes de que debido a que determinados deberes recayeron en ellas durante siglos, en primer lugar, y a que si eras mujer y pobre, tus posibilidades de desarrollar tus facultades eran nulas, la promoción artística de la mujer se retrasó hasta que las técnicas (los recursos económicos) y los progresos sociales (inclusión en el mercado laboral, derecho a voto, derechos humanos) permitieron su inclusión en esta dimensión de la sociedad .

En el caso de los hombres pobres y trabajadores, por ejemplo, resultaba inviable poder adquirir las herramientas para la preparación de la labor además de que no existían estímulos por parte de su entorno inmediato que pudieran dirigir sus ambiciones hacia la pintura. Fue la esclavitud de estos hombres durante cientos de años  la que liberó a los hombres de las clases pudientes de sus labores. Incluso alguna mujer consiguió desarrollar las artes si pertenecía a la clase alta. El arte siempre fue un atributo de jerarquías y de oligarquías debido a que eran quienes poseían el tiempo, los medios y el tiempo.

Aún en la actualidad resulta complicado elegir la dedicación artística a tiempo completo entre las clases medias y bajas, y tener éxito. Sin embargo si que se ha popularizado la denominada psicología del arte que se basa en el desarrollo de la creatividad y la reducción del estrés y la ansiedad gracias al aprendizaje de las técnicas artísticas clásicas (pintura, escultura, artes plásticas complementarias). De este modo, el arte como trabajo que vaticinaba Vigotski ha sido asumido por la psicología que ha descubierto en este, un modo de liberar la psique y, a la vez, de contener a las masas.

Arte-terapia, la psicología del arte del siglo XXI

Vivimos en el siglo de las pseudociencias “científicas”. Es el caso de la homeopatía, por ejemplo. La arte-terapia es, más bien, un entrenamiento mental que no se encuadraría en estas categorías. ¿Por qué? Para desarrollar esta actividad solo necesitas adquirir un instrumental básico (llámalo pinturas acrílicas, por ejemplo) y ponerte a pintar.

¿Qué beneficios se obtienen a partir de la arte-terapia?

  • Desarrollo de las habilidades sociales.
  • Liberación del estrés y la ansiedad.
  • Bienestar psicológico.
  • Control de la conducta.

El fascinante universo del arte te está esperando. ¿Quieres formar parte de él? En ese caso te invitamos a que descubras algunos recursos para pintores que pueden ser de gran utilidad para tus comienzos en el mundo artístico. ¿A qué esperas para disfrutar de cada una de las características del arte?

Author: Alex Bayorti

"Redactora de contenidos de profesión y escritora por vocación, me dedico a extraer cada momento, a saborearlo y descubrir todo lo que la vida tiene para ofrecerme. Si a alguno le da por conocerme mejor en mi blog descubrirá que mi máxima en esta vida es que "todos somos aficionados. La vida no da para más" (Gracias, Chaplin)".

Share This Post On
468 ad

3 Comments

  1. Me gustaría leer más sobre el tema de la Psicología del Arte.
    Por favor,¿habrá alguna página de donde pueda descargar gratis algunos libros?
    Gracias estaré a la espera de una respuesta.

    Post a Reply
  2. Hola, es muy interesante el tema tratado,si creo que necesita una revisión en su redaccion,lo digo con cariño.

    Atte.Alguien.

    Post a Reply
    • ¡Hola!

      Ya está revisado. A ver que te parece 😉

      Gracias por tu comentario.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: