También podría interesarte...

Comentarios

(Leiden 1606 -  Ámsterdam 1669) Rembrandt Harmenszoon Van Rijn, pintor neerlandés, uno de los más destacados pintores del arte europeo, y el más importante en la historia de Holanda. Hijo de un molinero, tras frecuentar la escuela latina, en 1620 se matriculó en la famosa universidad de su ciudad natal; pero, tras un año de permanecer en ella, su evidente vocación por la pintura introdujo a su padre a enviarle al taller de un oscuro pintor de Leiden, Jacob van Swanenburgh, donde permaneció...

¿Por qué comprar en Artelista?

  • El mayor catálogo internacional
  • Con certificado de autenticidad
  • Elige tu método de pago
  • A tu domicilio con total seguridad
  • Con garantía de devolución
¡Mira todo lo que te ofrecemos!

(Leiden 1606 -  Ámsterdam 1669)

Rembrandt Harmenszoon Van Rijn, pintor neerlandés, uno de los más destacados pintores del arte europeo, y el más importante en la historia de Holanda.

Hijo de un molinero, tras frecuentar la escuela latina, en 1620 se matriculó en la famosa universidad de su ciudad natal; pero, tras un año de permanecer en ella, su evidente vocación por la pintura introdujo a su padre a enviarle al taller de un oscuro pintor de Leiden, Jacob van Swanenburgh, donde permaneció de 1620 a 1623. Posteriormente (1624-1625) estuvo seis meses en Amsterdam en el estudio de un pintor de mayor relieve, Pieter Lastman, quién había estado en Italia y conocía el estilo de Caravaggio.

Es posible que al mismo tiempo frecuentase Rembrandt el taller de otro pintor italianista, Jacob Pynas. A su regreso a Leiden, en 1625, abrió un estudio en asociación con Jan Lievens, otro discípulo de Lastman, y pintó su primera obra conocida que lleva fecha, La lapidación de san Esteban; en esta obra, así como en La clemencia de Tito, aparece todavía muy influido por el claroscurismo de Lastman, y pintó su primera obra conocida que lleva fecha, La lapidación de san Esteban (museo de Lyon); en esta obra aparece todavía muy influido por el claroscurismo de Lastman.En 1630 murió su padre, y poco después Rembrandt se trasladó definitivamente a Ámsterdam (1631); se asoció a un comerciante en obras de arte, Hendrick Van Uylenburgh, y comenzó a hacerse notar como excelente pintor de retratos; su fama se acrecentó notablemente al pintar, en 1632, La lección de anatomía del doctor Tulp, un retrato de corporación de la guilda de cirujanos de la ciudad.

Durante los diez años siguientes disfrutó de una situación económica muy próspera; contrajo matrimonio con Saska Van Uylenburgh, hija de su socio, gracias a cuya dote pudo vivir fastuosamente y adquirir numerosas obras de arte antiguo y contemporáneo. Entre su producción de este época pueden destacarse, Autorretratos, en que aparece con aire despreocupado y juvenil, y sus magníficas obras de tema bíblico, tratadas con cierta ampulosa grandilocuencia, pero en las que hace un verdadero alarde de posibilidades expresivas y técnicas: El sacrificio de Isaac, El festín de Baltasar, la serie de escenas de la pasión pintada para el estatúder Federico de Orange-Nassau, El banquete nupcial de Sansón. Por otra parte, los paisajes pintados en esta época abrieron nuevas rutas a los paisajistas neerlandeses, con sus románticos efectos de luces y sombras.

En 1642 sufrió Rembrandt dos rudos golpes: murió Saskia, y su gran retrato corporativo La compañía del capitán Frans Banning Cocq, más conocido como la Ronda de noche, recibió una fría acogida por parte del público, que no supo apreciar la novedad de la dinámica presentación de los personajes.

A partir de este momento, los reveses económicos se sucedieron en la vida del pintor, culminando en la bancarrota total en 1656, que le obligó a vender todos sus bienes en pública subasta. Por otra parte, sus pleitos con Geertje Dircks, que entró a su servicio para cuidar a su hijo Titus a la muerte de Saskia, y posteriormente las acusaciones de vivir en público concubinato con su sirvienta, Hendrickje Stoffels, ensombrecieron su vida. No obstante, la fiel solicitud y la abnegación sin límites de ésta le sostuvieron a lo largo de estos años difíciles.

En estos años de adversidades, Rembrandt alcanzó una excepcional maestría; desapareció en gran parte de sus obras la exuberancia barronca, pero éstas se enriquecieron, en cambio, con una cuidada solicitud por el detalle, con un colorido vibrante, parco y rico a la vez, que contribuye de modo magistral a dar mayor hondura al contenido emocional de sus cuadros. Así, en sus óleos de tema bíblico, en los que creó una nueva iconografía, perfectamente adecuada a la mentalidad del protestantismo triunfante en los Países Bajos: Cristo y la adúltera, La adoración de los pastores, La cena de Meaux, Jesús y la Samaritana.

En cuanto a los paisajes pintados, y sobre todo grabados , en este período se depuran del romántico dramatismo de los realizados en su juventud y adquieren una impresionante veracidad. Por otra parte, en los retratos muestra Rembrandt una penetración incomparable, gracias a la cual, superando el simple aspecto exterior, proporciona un verdadero estudio sociológico de cada personaje; sus retratos presentan una gama de gran variedad, desde dulces rostros de niños hasta una magnífica serie de ancianos, de cansada expresión.

En el período comprendido entre 1650 y 1669 siguió recibiendo importantes encargos, como La lección de anatomía del doctor Deyman, La conspiración de los bátavos. En 1662 pintó el Staal Meesters, o retratos de Los síndicos del gremio de los pañeros.

Rembrandt es no sólo el mayor genio de la pintura holandesa, sino uno de los más excepcionales e innovadores artistas de todos los tiempos.

El catálogo de su obra incluye más de 600 óleos, unos 1400 dibujos y cerca de 400 grabados. Son especialmente notables sus aguafuertes, en los que experimentó todas las posibilidades expresivas de esta técnica.

Utilizamos cookies propias para ofrecer una experiencia de navegación cómoda en nuestra web y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación, también para análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servcios. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

Devolución fácil y gratis


En el caso de que al recibir tu pedido cambies de opinión o simplemente no te convenza, dispones de un plazo de 14 días naturales sin coste de devolución para ti, a contar desde el día siguiente a la recepción del pedido, para cambiarlo o devolverlo.


Para hacer tu cambio o devolución sólo tienes que seguir estos pasos:

  • - Envíanos un email a customerservice@artelista.com y nuestro servicio de Atención al Cliente contactará contigo de 10 a 14h y de 16 a 18h (hora de España peninsular) de lunes a jueves y los viernes de 10 a 14h. Ten siempre a mano el número de pedido sobre el que quieres realizar tu consulta, será más fácil y rápido.
  • - La empresa transportista recogerá tú pedido en el lugar que nos indiques y cuando recibamos la obra te devolveremos el importe integro de tu compra.

Disfruta ahora de todo el arte en Artelista

Envío gratis, rápido y seguro


En Artelista tienes a tu disposición obras de arte de artistas de todo el mundo, hasta 170 países diferentes, y no queremos que los gastos de envío te supongan un problema a la hora de disfrutar del mejor arte. El precio indicado en la obra es el precio final a pagar al final del proceso de compra, sin sorpresas. Además, para mayor tranquilidad, aseguramos las obras durante el envío con Allianz Seguros, por lo que en caso que la obra llegue dañada, nosotros nos encargaremos de gestionarlo todo.


El tiempo de entrega de las reproducciones es de 5 a 7 días laborales, mientras que el tiempo aproximado de entrega de obras originales varía en función del país de origen de la obra. Una vez el artista tiene la obra lista para el envío, tu pedido puede tardar entre 24 y 72 horas en ser entregado, pero estos tiempos pueden verse afectados por posibles gestiones en aduana si el país de origen se encuentra en un espacio común (UE, NAFTA, etc.) diferente al de tu país. Recuerda, fíjate bien en el origen de la obra antes de comprar, puedes consultar los posibles costes de importación aquí. Los envíos desde países como Argentina, Colombia o Cuba necesitan una autorización especial para la exportación, por lo que hay que tener en cuenta esto de cara al tiempo de entrega.


No hay que olvidar que se trata de obras de arte, por lo que pueden estar en una exposición. Normalmente, estas obras están marcadas como “no disponible” en la web, pero si está a la venta, tienes que tener en cuenta que el artista tiene que gestionar con la organización la devolución de la obra para poder preparar el envío de la misma.


Disfruta ahora de todo el arte en Artelista

Atención personalizada


Estamos trabajando con un producto único como lo son las obras de arte, y nuestra intención es que tú también lo sientas así, por lo que ofrecemos una atención personalizada y cercana. Estamos a tu disposición en todo momento. Si tienes cualquier inquietud sobre el artista, alguna pregunta sobre el estado de tu pedido o necesitas contactar con nosotros para informarnos de lo que sea.


Contacta con nosotros como prefieras:

  • - Envíanos un email a: customerservice@artelista.com
  • - Utiliza el chat que tienes disponible en la web
  • - Llámanos al +34 935 045 650 de lunes a viernes de 9:30 - 18:00 (GMT+1)

Disfruta ahora de todo el arte en Artelista

Información sobre reproducciones

En este momento no es posible realizar envíos de reproducciones fuera de España. Estamos trabajando para volver a ofrecer el servicio lo antes posible.

Disculpa las molestias